Aquiles Pinto, periodista y escritor guatemalteco, reposa en Las Flores

Published by Editor Notas Periodisticas on

Notas Periodísticas, Nueva Era. Edición CMLII.

Guatemala, miércoles, 10 de febrero de 2021. Por: Julio Trejo Pineda. 12:00 UTC -06:00.

El periodista guatemalteco, Carlos Aquiles Pinto, fue inhumado ayer en el Cementerio Las Flores, zona 7 de Mixco.

Escritor y poeta chiquimulteco, era miembro 162 de la Asociación de Periodistas de Guatemala, APG.

(En sus 90 años, con su esposa e hijos./ Foto, cortesía familia)

Su esposa, Aida Ruiz Alvarado de Pinto, dijo que el fallecimiento fue el lunes… tenía 91 años cumplidos, agregó.

El recordado periodista formó su hogar con doña Aída. Sus hijos, Carlos Manuel y Jorge Alejandro Pinto Ruiz; sus nietos Carlos Andrés, Isabel Pinto Pérez y Jorge Gabriel Pinto Monroy.

Reportero-Redactor en el desaparecido diario El Gráfico.

Supervisor de la Universidad Popular.

Miembro del Círculo Literario y Asociación de Autores y Amigos del Libro Nacional.

Por años, columnista, en Opinión,  en el matutino Prensa Libre.

Una de sus columnas:

De la rumbosa canción, ni duda hay de que su fuente es la identidad africana; su inspiración es su nostalgia y su impacto fue nada menos que planetario, puesto que no hay un país al que no hubiera trascendido. Nadie se podía perder la cadencia de la colombiana, alegrando el espíritu y animando el cuerpo. Tampoco nadie disimula su interés por el chismorreo centrado en el Departamento de Estado de Orolandia, como lo nombraba don Rafael Arévalo Martínez. El origen de WikiLeaks es nada menos que el dominio de la alta tecnología que, esta vez, traicionó a sus propios virtuosos. Tanto sofisticó Washington sus sistemas que superaron las montañas de papelerío de antaño, que se necesitaban mil bodegas para guardar tanta basura y que ahora pueden concentrarse en unos cuantos discos compactos. La motivación del conflictivo Julián Assange no podía ser otra que la del dinero —razón fácil de adivinar—, y su trascendencia, multiplicada por todos los medios de comunicación, es de alcance mundial.

Sin embargo, el Wiki-Wiki en realidad no tiene, por ahora, mucha importancia, ya que lo publicado lo podía predecir cualquier analista medianamente ilustrado. —A propósito de “analista”, esta resulta una profesión liberal que cualquiera se anima a ejercer, bastándole comprar tiempo en la televisión e invitar a algunos voluntarios para entrevistarlos sobre cualquier cosa que parezca interesante y del supuesto dominio de otros “analistas” que pontifican—. Decía que es elemental que los diplomáticos informen de todo lo que puedan a sus respectivos gobiernos: que la economía, que el comercio, que la política, que las armas secretas, que los movimientos militares, que las alianzas, y tanto “que” más. Para eso los envían y para otras cosas, como promover los intereses de su país y dejar bien puesto el nombre de la parcela que representan. En el mundo diplomático se comenta que hace bien su trabajo el que oye mucho y habla poco, aunque esto resulta difícil, porque es bien sabido que, en ese oficio, es necesario meter pita para sacar listón

Los escándalos del Wiki-Wiki, hasta el momento, no son cosa del otro mundo, y lo que se filtró no es ninguna novedad. Que Chávez, de Venezuela, sea llamado payaso se lo tiene merecido, porque él, a su vez, en plena asamblea de la ONU advirtió que Bush esparcía azufre diabólico. Que se diga que Uribe estaba preparando a sus kaibiles para sacar a los guerrilleros de sus campamentos en territorio venezolano no sorprende, ya que tuvo los arrestos de hacer lo mismo en el otro lado: Ecuador. Lo incompleto del informe es que el ex presidente debió haber calculado la retopada que le vendría con el moderno armamento adquirido por el dictador pagado con el sudor y las lágrimas de su pueblo, que aunque fue cuna de Bolívar, está acostumbrado a tiranos y demagogos.

Aquí nadie abrió la boca porque el Procónsul informe a su mera mera, la señora Clinton, que la Primera Dama es “capaz pero abrasiva”, porque eso lo saben hasta los más cándidos del país. Aunque ahora debe ampliar su informe indicando que la Doña ordenó que no la mencionen de boca pero que trabajen por ella de obra. ¡Cosas de la política!

Su inicio como periodista fue en 1948 ingresando a la APG el 29 de mayo de  1963.

La APG le otorgó en su oportunidad diploma por 50 años de actividad periodística.

Dirigió la Editorial José de Pineda Ibarra, del Ministerio de Educación.

En 1950 publicó su primer poemario: Triángulo Sentimental.

  1. Dos sonetos y Estancia para tu Voz de Estrella.
  2. El libro de versos Del tiempo al Alba
  3. Yo fui Rehén del M-19.
  4. Estancias por el deseo Iluminadas.

En 2010 publicó su libro de sonetos, Estambres envidiados por el oro.

Recibió la Muta de Oro y el Collar Chortí, por la Municipalidad de Chiquimula.

El Concejo Municipal del municipio de Chiquimula, en 2010, por petición de la Asociación de Hijos Ausentes de San José La Arada, designó con el nombre de Flores la quinta avenida de la zona 1 al estar enmarcada en ella su casa. (Fuente de información básica de su vida de escritor: wikiguate.com.gt)

Al respecto.

 Aquiles Pinto Flores en una avenida de Chiquimula

Opinión. Por La Hora – Sep 6, 2010.

Ahora que he recibido la invitación a la que haré referencia, me acuerdo que hace unos 15 años, cuando aún vivían mi hermano José Luis Villatoro, poeta confeso, y el notario más que abogado Fredy Alberto de León, amigo de toda la vida -en la alegría y el desconsuelo-, la alcaldía auxiliar de El Carmen Frontera y los vecinos de esa aldea de Malacatán acordaron declararnos a ellos dos y a mí­ “Hijos Predilectos” de ese amado y pequeño lugar de San Marcos, sin que pesara en la decisión que la mayoría de los habitantes fueran familiares y amigos nuestros.

Eduardo Villatoro

Por supuesto que el acto no alteró el acontecer departamental y ni siquiera municipal, porque fue una regocijante actividad lugareña en la que todos nos conocíamos, y de ahí­ que no hubo excelsa ceremonia, pero sí­ el discurso del alcalde auxiliar, el escandaloso tronar de cuetes de vara y las tristonas notas de una marimba cuache, más los clavos de un bolo relajero.

Todo lo contrario ocurrirá el próximo viernes en la ciudad de Chiquimula, cuando su cotidianidad será interrumpida por una celebración especial, puesto que el Concejo municipal, a solicitud de la Asociación de Hijos Ausentes de San José La Arada, de ese departamento, acordó designar con el nombre del poeta, periodista y profesor Aquiles Pinto Flores la 5ª avenida de la zona 1, a cuya vera se encuentra la casa del columnista de Prensa Libre.

Hay mucho que decir de este amigo que hasta su nombre es un tanto onomatopéyico, aunque en realidad yo jamás he visto con mis propios ojos que Aquiles haya dibujado por lo menos una maceta de geranios, probablemente porque las jacarandas, claveles, jazmines y otras bellas y aromáticas flores las ha llevado en el pensamiento para darle color y armonía a sus poemas.

Cuando yo conocí­ a quien posteriormente sería director de la desaparecida editorial José de Pineda Ibarra, diputado al Congreso y embajador en Colombia, a finales de los años “70 en la Redacción del también extinto diario El Imparcial, ya este hijo predilecto de Chiquimula había publicado su primer opúsculo con un título de bolero ojeroso, denominado “Triángulo sentimental”, en 1950, porque desde entonces su verbo se ha caracterizado por inclinado romanticismo, de suerte que dos años más tarde sale a la luz su libro “Dos sonetos y una estancia para tu voz de estrella” .

En 1964 publicó su poemario “Del viento al alba”, reeditado en 1973 con el prólogo del maistro Marco Augusto Quiroa ( ). Posteriormente, escribió un libro cercano a la crónica periodística que tituló: “Yo fui rehén del M-19”, el movimiento revolucionario que retuvo a un grupo de diplomáticos extranjeros en Colombia, y que lo prologó el ex presidente de ese paí­s, Carlos Lleras Restrepo. Retornó a la poesía en 1984 con “Estancias por el deseo iluminadas”, y el año pasado publicó su libro de sonetos: “Estambres envidiados por el oro”.

Un día de tantos caminaré por la Avenida Aquiles Pinto Flores.

(Sentidas condolencias a mi amigo y compañero Miguel Ángel Albizures, columnista de elPeriódico y activista social, por el sensible fallecimiento de su amado padre, don Alejandro).

El periodista Eduardo Villatoro, apegista 254 y afiliado 144 del IPSP (13/10/1937 – 5/12/2015) escribió su columna Palabras de Papel, en Opinión, vespertino La Hora, por muchos años, publicación antes en el periódico Prensa Libre (n. del e.).

Mensajes

Ingrid Valenzuela (IPSP): Descanse en Paz.

Dr Leonel Guerra Saravia (CGP – IPSP): Lamento el fallecimiento de mi gran amigo Aquiles Pinto Flores, mis oraciones para el y mi pesar para su familia. 

Desde Toronto, CANADÁ.

Estimado Julio, con mis mejores saludos, apreciaré si puedes agregar mi nota a las condolencias de tan recordado colega.

Alfredo Saavedra, Toronto, Canadá. Me uno al luto de la familia del apreciado periodista, poeta y escritor Aquiles Pinto Flores, así también al sentimiento de pena en el círculo de quienes fuimos sus amigos y colegas. Se desempeñó durante muchos años como reportero del desaparecido diario El Imparcial, donde inició su carrera en el periodismo. Así también fue director de la Editorial Pineda Ibarra. Que en paz descanse tan estimado profesional. 

Leonel Estrada Furlán (APG ): Descanse en paz el dilecto embajador de la cultura  guatemalteca. Forjador de generaciones periodísticas. Su aporte literario es invaluable. Me adhiero al sentimiento de pesar que embarga a  su distinguida familia.

enp.jtp. Actualización reciente: Miércoles, 10 de febrero de 2021. 22:20. UTC 06:00.